Guía de los lugares más conocidos de la Sicilia y de los pequeños tesoros escondidos todos por descubrir y visitar. Viaje para descubrir el arte culinario siciliano, lo del beber bien y de más.

Viaje para descubrir el arte culinario siciliano, lo del beber bien y de más.

Sicilia es una isla que ha sufrido, en las últimas décadas, los profundos cambios en su quietud infinita, su tierra ha sido explotada a lo máximo de sus capacidades en algunas zonas y esto ha permitido que ahora hay zonas muy urbanizadas donde queda poco de la belleza tradicional de los lugares primitivos. Sin embargo Sicilia sigue siendo un lugar conmovedor que sigue ejerciendo una fuerza magnética no solamente en su pueblo, sino también en muchos extranjeros que aquí tienen una residencia fija. Esto se debe a la diversidad natural del territorio, casi única en su género, esta isla es capaz de contener todo lo que a veces un viajero busca durante una vida de exploración. En Sicilia hay la posibilidad de encontrar huellas de culturas antiguas debidas a siglos de dominación extranjera a veces muy esclarecedoras, a veces inquietantes, huellas que se encuentran tanto en la cultura y la tradición de la gente como en sus rasgos y su caracter y en las fiestas religiosas, en los rituales y las creencias populares; todo esto hace fascinoso conocer a la gente de Sicilia, especialmente en las zonas más rurales, que han mantenido la mayor parte de estas características inalteradas en el tiempo. Sin embargo, observando atentamente, verán estos indicios incluso en los edificios construidos en épocas pasadas que aquí, afortunadamente, han encontrado, en muchos casos, una especie de conservación casual y en otros casos, más raros, una consciente y deseada conservación, como por ejemplo la de los templos griegos, las villas romanas, las tumbas rupestres, las torres fenicias, los palacios barrocos, las villas de estilo Liberty, los mosaicos romanos y los bizantinos como también de las iglesias, catedrales, mezquitas, palacios y vigas, que, tal vez, para encontrarlos hay querecorrer cientos de kilómetros, pero no será en vano porque también conocerá las bellezas naturales de la isla, a veces distorsionadas por la intervención humana, pero otras veces embellecida por la luz intensa de la mañana o del atardecer. Estarán encantados por el espectáculo natural ofrecido por el oro de las dunas de arena y el azul del mar Mediterráneo, la nieve blanca y negra de la lava del volcán Etna, el amarillo y el verde de los campos de trigo y de los viñedos, el verde - oro de los olivos milenarios y cactus, el color rojo oscuro y marrón de los campos arados. En Sicilia, los viajeros necesitan cuidado e información, para apreciar los mejores matices de cada lugar y dejar gozar a todos sus sentidos, a partir de la vista pasando por olfato y porque no, acabando con el gusto, con la impresionante tradición culinaria siciliana, que podemos afirmar, no tiene rival en el mundo, tanto que pueden llegar a compararse a la de toda una nación y tal vez más, ya que contiene los secretos de las tradiciones culinarias de diversos pueblos.De todas las recetas, unas se han quedado en su versión original, otras han sido revisadas y corregidas a lo largo de los siglos, a veces mejoradas. Pero tenga cuidado al elegir quién supo mantener la habilidad en el tiempo y entonces nuestra sugerencia es traer con usted varias guías turísticas y eno-gastronómicas y sacar las informaciones posiblemente antes del viaje. Para aprender algo más mientras tanto puede consultar nuestras secciones sobre las playas y las costas, las ciudades y los centros turísticos, las islas pequeñas, la comida y el vino, la historia y la cultura, las zonas donde la naturaleza está protegida.